La dona invisible que vesteix de lila

La meva foto
Viena, Austria
No sé si va ser el dia que vaig veure representada "Carta a una desconeguda", d'Stephan Zweig al teatre Borràs de Barcelona o si potser va ser la meva estada a Viena el setembre de 2009. El cert és que la decisió de venir a la capital austríaca respon a motius purament filosòfics i d'impuls vital. O potser no, potser només busco i busco, sense saber ben bé què. I tinc ganes de compartir tot el que em passi pel cap amb vosaltres. Espero que tingueu paciència i que em visiteu moltes vegades.

19 d’ag. 2012

Petites satisfaccions

Inspirada per aquest poema de Bertolt Brecht, em plau compartir les meves petites satisfaccions. Primer, el gran mestre: 


Vergnügungen



Bertold Brecht



Der erste Blick aus dem Fenster am Morgen
Das wiedergefundene alte Buch
Begeisterte Gesichter
Schnee, der Wechsel der Jahreszeiten
Die Zeitung
Der Hund
Die Dialektik
Duschen, Schwimmen
Alte Musik
Bequeme Schuhe
Begreifen
Neue Musik
Schreiben, Pflanzen
Reisen
Singen
Freundlich sein.

He trobat bones traduccions, però al final he decidit fer un exercici de comprensió i posar-vos la meva (encara que no tan bona, és la meva): 



Satisfaccions 
Bertold Brecht
La primera vista per la finestra al matí 

Una posta de Sol a Viena. Estiu 2012.
El llibre antic retrobat una altra vegada 

Cares d'entusiasme 
La neu, el canvi de les estacions 
El diari 
El gos 
La dialèctica 
Dutxar-se, nedar 
Música antiga 
Sabates còmodes 
Comprendre nova música 
Escriure, plantar 
Viatjar 
Cantar 
Ser amable. 



I, vet aquí les meves petites satisfaccions: 

Arribar a casa cansada, de nit, i posar les cames a sobre de la taula. 
Llegir un llibre al costat del Danubi. 
Passejar per un carrer sola i cantar en veu alta. 
Quan fa calor, el primer raig al matí, en llevar-me. 
El calfred inesperat quan algú (especial) et toca sense voler. 
Trepitjar la gespa descalça. 
Menjar. 
Ballar. 
Descobrir una nova cançó. 
Tocar l'aigua de mar. 
Mirar a l'infinit des de la riba. 
Caminar sense rumb. 
El cafè. 

Hehe... I ja no se me n'acuden més, o potser sí, la llista seria interminable, però aquestes són les primeres que m'han vingut al cap. I quines són les vostres? 

17 comentaris:

Laura Uve ha dit...

La carcajada mejor que la sonrisa.
La pasión.
Una imagen inspiradora.
Escuchar a Madeleine Peyroux en mi casa vacía de sonidos.
Andar por Barcelona.
Hablar con una amiga.
El café negro sin azúcar.
Leer una novela de Dennis Lehane mientras anochece.
Ver, de nuevo, Gilda.
Una copa de cava muy fría.
Y.......... leer tu blog.

Molts petonssssssss

Dona invisible ha dit...

Coincidim en moltes satisfaccions, Laura: "La carcajada mejor que la sonrisa. / La pasión. / Una imagen inspiradora. / Escuchar a ? en mi casa vacía de sonidos. / Andar por Barcelona (com ho trobo a faltar!) / Hablar con una amiga. / El café negro CON azúcar. / Leer una novela mientras anochece. / Ver, por primera vez :-), Gilda. / Una copa de cava muy fría." L'altre dia vaig beure cava Freixenet i, t'ho prometo, em vaig recordar de tu :-)"
Y.......... yo tu blog.
Més petonssss i bona setmana!

Laura Uve ha dit...

Hmmm....... ¿no has visto Gilda? Qué pecado :)) Esa mujer fatal que no lo es... todo un estereotipo, un mito...

Me arriesgué a ponerloa a un grupo reducido (era una optativa) de adolescentes de 3º de ESO (auténticas poligoneras todas) y xd... cómo lloraban.

Una "petita" satisfacció de la meva feina.

Ptnsssss

TRoyaNa ha dit...

- veure content al meu gos
-Escoltar una música que acabe de descobrir al blog de Laura Uve,per exemple..
-el primer glop de cervesa
-com Laura,la passió.
-estar prop o dins del mar,la mar,el mar,el mar.....
- anar en bicicleta escoltant música,si es la primera vegada que la sent,encara millor..
- eixir pletòrica del cinema o quedar-me impressionada amb una peli que acabe de veure a la meua casa....sentir la necessitat suprema de compartir tot el que em passa per la ment..
-que em pille una pluja d´estiu al camp..(com ahir em va passar)
-la llum del capvespre al cel,a partir de les 8 de la vesprada,al camp i a la mar..
-Uns balls i unes copes amb els amics( també amb companys de faena...)
-Pintar sense presses,sense temps...
-Un whatssup depenent de qui siga,pot ser una gran-grandíssima satisfacció i accelerar-me el pols...
......segur que em deixe moltes més.....:)

Dona invisible ha dit...

Haha, Laura, ja ho sé, ja ho sé, no tinc perdó. Però sempre puc dir que tinc el privilegi de gaudir de la pel·lícula per primera vegada. Són els deures que em poso per al cap de setmana, va!

M'hauria encantat veure les Juanis de polígon plorant amb la Gilda!

Molts petonssssss

Te de llimona ha dit...
L'autor ha eliminat aquest comentari.
Dona invisible ha dit...

Ei!
Això del gos ho viuré suposo quan conegui el que tenen els meus pares, que fa com dos mesos i mig que el tenen. Era un cadellet quan el van acollir. Ja estic desitjant conèixer-lo!
Haha, vigila això d'escoltar música anant en bicicleta, pot ser perillós
La llum del Mediterrani no es pot compara amb cap altra, això és cert.
M'agraden les teves satisfaccions!
Gràcies per compartir-les!

Dorothy ha dit...

Les petites satisfaccions són les úniques que ens podem permetre la majoria en aquests moments. Hauria de pensar-hi més, però, de moment, triaria:
-L'olor del cafè al matí
-Quan el Nixon recolça el seu cap pelut als meus genolls
-Les primeres gotes d'aigua freda a la dutxa
-Una rialla amb una canya
...

Promet pensar-hi. Ja m'has posat deures! Jajajaja...

Un petonassu

Dona invisible ha dit...

Dorothy, i que bé que senten aquestes satisfaccions! Jo de vegades penso que no sé si voldria tenir-ne de molt grosses. Em sembla que seria més esclava encara.
L'olor del cafè al matí és una petita-gran satisfacció, sí! I les rialles amb les canyes, aixx... si poguessin durar per sempre!
Haha, t'espero amb la segona part del poema :-)
petonssssss

Zamarat ha dit...

Comparto algunas contigo, como la de caminar sin rumbo...
¿Las mías?Mmm... A ver...
-Acariciar a mi perro
-Una cerveza bien fresquita (ay! qué ganas tengo de pillar una con alcohol...)
-Las olas llegando a mis pies en la playa
-Oir los latidos del corazón de mi niño y notar ligeramente cómo se mueve (estas son nuevas, jejeje)
-Pasear con mi chico al atardecer
Esas son las que se me ocurren ahora...Abrazo!
-

Dona invisible ha dit...

Zamarat, me puedo imaginar lo de sentir los latidos del corazón del bebé, aunque seguro que nunca es como debe de ser en realidad. Enhorabuena por disponer de esas satisfacciones!
Un abrazo!

V ha dit...

Muchas de las que pones las suscribo pero ya puestos
Sentado sin prisa frente a un acantilado.
El sabor del agua de mar que salpica cuando rompen las olas.
Un picnic junto al río, y baño después.
Tumbado en la hierba verde del norte mirandoi las estrellas
Descubrir a pie antiguos pueblos y sus gentes.
Nadar en playas ignotas
Pasear justo al anochecer por los valles
Comenzar un nuevo libro
compartir risas sin motivo aparente
Me da mucha envidia lo de andar por Barcelona, de modo que me apunto a lo de volver a curiosear por el casco viejo.
Y por supuesto perderme por los distritos vieneses.
No saber que hora es y no importar.
Un abrazo.

Dona invisible ha dit...

Muchas de tus satisfacciones tienen que ver con el contacto con la naturaleza. Creo que sabes disfrutar la vida, sí señor!
¿Pasear por Barcelona? Un placer al que no se debe renunciar. Yo hace demasiado tiempo ahora que no lo practico. Pero pondré remedio.
No saber qué hora es y no importar... voto por eso!
Un abrazo y buen fin de semana, V.

Aiguasalada ha dit...

Llegir un llibre d'aquells que enganxen.
Dormir cinc minuts més (o deu, o quinze...)
Acabar una feina començada.
Cuinar.
Planificar un viatge.
Viatjar.
Explicar el viatge.
No fer res.

Antígona ha dit...

En lo del café creo que coincidimos muchos, ¡sobre todo el primero de la mañana!
Un cigarrillo fumado sin prisas.
Meterme en la cama con las sábanas recién cambiadas.
Comprender algo que antes se me escapaba, o creer comprenderlo.
Dar con la frase perfecta, o casi perfecta, cuando escribo.
La sensación de que todo está en orden, aunque sea bien rara.
El olor del pan recién hecho al pasar ante una panadería.
Vestirse después de la ducha, con la sensación de que algo se renueva.
El libro que te atrapa, sobre la mesita de noche, con la perspectiva de placer que ofrece.
Ver reír al hombre de mi vida.
Un abrazo cuando me siento exhausta o hecha polvo.
.
.
.
¡Y tantas otras cosas!

Hacía mucho que no me paraba a pensar en estas pequeñas satisfacciones cotidianas, o no tan cotidianas pero gratas en su pequeñez. Gracias por darme la oportunidad de hacerlo.

Por cierto, en relación al post anterior, recuerdo que cuando estaba de Erasmus en Alemania y tampoco encontraba lejía por ninguna parte acabé comprando en España, en una droguería, unas pastillas sólidas que eran de lejía y que podía meter en la maleta. ¡Sobre todo porque el fondo de váter empezaba a tener un color impresentable!

Y hablando de váteres, no sé si conoces a Zizek, un filósofo esloveno con una curiosa teoría sobre ellos y que atribuye a los váteres alemanes ese mismo espíritu contemplativo del que tú hablas. Yo sigo prefiriendo los que hay en España y que, según él, son franceses. Por su relación con la guillotina: lo que haya de ser desechado, ¡que lo sea cuanto antes y de la manera más contundente posible! :)

Un beso!


Dona invisible ha dit...

Aiguasalada!
ooooooooh, dormir és un plaer, sí senyora, els minuts que siguin!
No fer res també, per què no?
I això del viatge!!!ooooh, bé, ha estat la causa que trigués tant a contestar, com ja saps.
Una abraçada molt gran!

Dona invisible ha dit...

Hola, Antígona!
Cuanto tiempo, tengo que ponerme al día. La causa por la que he estado ausente es un viaje a St. Petersburgo del que pronto daré noticia en este blog.
Me encantan tus pequeños placeres! Sobre todo: "Meterme en la cama con las sábanas recién cambiadas.// Comprender algo que antes se me escapaba, o creer comprenderlo. // El olor del pan recién hecho al pasar ante una panadería. // Vestirse después de la ducha, con la sensación de que algo se renueva." Son pequeñas grandes cosas, no? Veo que te gusta la sensación de empezar algo nuevo, de renovación. A mí también.
Conozco a Zizek de oídas, no he leído nada de él. Jaja, he pensado como una filósofa? :-)) Será que llevamos razón respecto a los váteres y todo lo que conlleva. Yo también prefiero los españoles (o franceses). Interesante lo de la guillotina jaja
Oye, gracias por el consejo sobre la lejía, aquí tengo que fregar con unos guantes y un estropajo de aluminio, sino me pasa lo que tú dices. Pero investigaré cuando vaya a Barcelona.

Besos y me alegro de verte por aquí otra vez!